martes, 28 de junio de 2011

Los escritores del destino (4)

Si aquello hubiera sido una película, y ésta perteneciera al género western, se podría haber visto las típicas bolas de paja cruzando la escena, mientras las acompañaban el sonido del viento y de los grillos.
El anciano me miró esperando a que yo reaccionara o contestara a aquella afirmación. Pero de mi garganta no podía salir sonido alguno, tampoco es que quisiera. No supe que decir.
Supongo que mi cara era todo perplejidad, porque sin perder segundo alguno, él prosiguió.

- Nosotros nos dedicamos a escribir lo que les va a ocurrir a los humanos. Decidimos que caminos escogen en su vida diaria. Elegimos desde la ropa que se van a poner un día cualquiera,hasta la decisión de romper o iniciar una relación. Las elecciones sobre su conducta, ser buena o mala persona...

-Quien vive y quien muere, ¿no?-Exclame irónicamente. La demencia senil estaba afectando a Virgilio, que realmente se creía todo lo que me estaba contando.

-No, eso no forma parte de nuestro trabajo, de eso se encarga nuestro jefe.

Confirmado, aquél hombre estaba loco.
Me levanté de la silla, estaba claro que él no me iba a ayudar a salir de aquel lugar, así que me dirigí hacia la puerta.

-¿Aún no me crees verdad?. Todo lo que te ha ocurrido, perseguir a una niña que había salido de en medio de la nada, despertarte en otro lugar, un lugar tan distinto al resto. Lo notas. Es diferente.

-Necesitas ayuda.

Me di la vuelta, dejando aquel anciano atrás. Y puse mi mano en el pomo. Hice el gesto de accionarlo hacia un lado pero Virgilio de nuevo habló.

-¿Y si te dijera dónde puedes encontrarla?.

- ¿A quién?

-A la niña. Se dónde está.

-Pero, ¿cómo?...

-Tu escúchame, y te diré donde se encuentra.

-Está bien. No prometo creerte, pero te escucharé.

- La niña a la que tu persigues es otra escritora de destinos, aunque mas bien se dedica a reunir al resto de nuestra especie en vuestro mundo humano.

-Debo suponer entonces, que vosotros no sois humanos.

-Lo fuimos, pero dejamos de serlo desde el momento en que nos hicimos escritores. Verás, vivimos en la tierra hasta que otro escritor de destinos nos muestra nuestra verdadera naturaleza, y nos convertimos en escritor, nos traen aquí. Y nos transformamos en inmortales.

-Y si eres inmortal, ¿cómo es que pareces un anciano?.

- Porque permaneces con la edad con la que te convertiste. A mi me encontraron muy tarde. Pero no me puedo quejar, llevo teniendo esta apariencia unos cincuenta años.

- A ver, dejame que recopile. No sois humanos, pero teneis su forma.No podeis morir , y conducis las vidas de los mortales... ¿sois una especie de ángeles?

- Algo parecido, sólo que no tenemos alas. Ni todos aquí son buenos. Existen muchos escritores que se dedican a escribir cosas malas en las vidas de las personas. Desgraciadamente no se puede hacer nada contra esto. Cada vida está destinada a un escritor. Nadie más puede interferir en esto.

-Todavía no sé donde encajo yo en todo este lío..

- Elitía, la niña, estaba encontrando escritores nuevos cuando tú te interpusiste en su camino. No sé porqué gritó, pero al regresar aquí tú la tocaste, viniendote con ella. Lo que me hace pensar si tal vez tu estuvieras destinado a ser otro escritor. Tal vez, debias de haberla visto aquella noche, tenías que haberla perseguido, y tenía que haberte traido hasta mí, para que yo te mostrara el camino.

-¿Yo?. ¿escritor de destinos?. Ya he tenido suficiente. Me voy de aquí. Gracias por nada.

Volví a levantarme pero en esta ocasión, la frase que pronunció el anciano de ojos hundidos me dejó helado, petrificado, como si sus palabras hubieran conseguido anclarme en aquella casa.

- También sé donde está Angélica.

Sólo pude pronunciar en un susurro tres palabras dejándome arrastrar por los recuerdos:

-Angélica... mi mujer.

3 comentarios:

Óscar dijo...

Pronto te convertirás tu en una escritora de destinos :P
Muy chulo, Lauris :)

Cinemanation dijo...

Cucú, a que no sabes quien soy...Te daré una pista: Encarni...cáaaaallate ya!!!

*¡Laura!* dijo...

Gracias por continuar leyendo ! Espero que os guste de veras ! :D