viernes, 7 de enero de 2011

Vel D´Hiv

Me encontraba en las típicas horas muertas del aeropuerto esperando a que saliera uno de mis tantos vuelos anuales, cuando me acerque a los establecimientos donde venden libros, periódicos revistas y demás entretenimientos.
Observé los titulos de algunos libros que me llamaron la atención, me fijaba en sus sinopsis, pero luego los dejaba, no me convencían tanto como para comprarlos.
Esperando justo frente a la puerta de embarque, descubrí otro de esos puestos, y me acerqué (mas bien para pasar esos minutos que quedaran de una forma entretenida y amena) y volvi a hojear los libros.
Uno de ellos me llamó muchisimo la atención, se llamaba " La llave de Sara". Anteriormente, es decir, en otros puestos ya me había fijado en él, pero no había leido su sinopsis. Así que me dispuse a ello.
Cuando lo hice, finalmente me convencí, además, me dije, es un precio asequible.
De esta forma, empece una lectura que no descuidé hasta tres días después, es decir, cuando lo acabé.
Mis ansias de saber el final de la historia me hicieron deborar el libro en menos que canta un gallo.
Pero ¿y qué tenia de especial ese libro?.
Primero hay que decir que, no cuenta solo una historia, cuenta dos. Relacionadas entre sí, pero separadas en el tiempo.
Luego, el tema central del que hablaba.
Y tercero y otra característica importante para mí : se ambientaba en París.
"La llave de Sara" cuenta la historia de una niña judía que es arrestada junto con sus padres para llevarlos al Velodrome d´Hiver, (al Velódromo de Invierno como se traduciría al español) en París durante los años cuarenta. No tendría nada en especial si no fuera porque, al temer que pudieran arrestarlo a él también y al pensar que volvería en seguida, Sara ocultó a su hermano pequeño de apenas cuatro años en su escondite secreto, quedándose ella la llave.
Por otro lado, se cuenta la historia de una periodista, en el año 2002, que con motivo del aniversario de los arrestos del Vel d´Hiv, investiga y llega a la historia de la pequeña Sara. Para poco a poco descubrir que fue de ella y de su familia.
Pero ¿que fueron exactamente los hechos del Vel D ´Hiv?
El 16 de Julio de 1942 se llevó a cabo la operación "Viento Primaveral" por el cual todos los judíos fichados por la policia francesa (recordar que el gobierno de Petain de aquella época era un gobierno titere del gobierno Nazi de Hitler) debían ser arrestados sin preámbulos.
Así pues a las cuatro de la madrugada de ese día 12.884 judíos fueron arrestados (4.051 niños, 5.802 mujeres y 3031 hombres) y llevados a un Velódromo, es decir, la pista donde se hacen pruebas ciclistas. Los dejaron allí un par de días en condiciones penosas para luego llevarlos a campos de concentración, separando a muchas familias.
Lo peor de este hecho, que ya de por sí es bastante horrible, es que, los alemanes ordenaron que la redada solo se efectuara para adultos de ambos sexos, sin embargo, la policía francesa decidió incluir a niños de edades comprendidas entre 2 y 12 años.
Estos niños fueron separados de una forma cruel y violenta de sus padres, para luego ser enviados a Aushwitz,donde serían gaseados sin criterio de selección alguno.
Es decir, la PROPIA POLICÍA FRANCESA , fue quien actuó de esa manera. ¿Como se puede llegar a ese extremo aún estando coaccionado bajo otros ideales?.
¿O es que acaso muchos franceses eran mas nazis que los propios alemanes ?.
¿Como se puede desconocer un hecho tan importante de la segunda guerra mundial ?. Desconocer un capítulo de la historia de un país tan triste...
Es evidente que mi propio país tuvo su época oscura, y temo descubrir cosas, temo enterarme de mas atrocidades de este país, y supongo que les pasará lo mismo a los franceses.
Todas estas reflexiones me vinieron al acabar el libro. Solo deseaba compartirlas.

1 comentario:

Gabriel dijo...

Jajaja los Relay es lo que tienen, que entretienen.

Pues mira, ahora que hablas de campos de concentración, y de franceses, te diré que el primer campo de concentración de la historia fue español, y estaba en la isla de Cabrera, en Baleares. Allí murieron un montón de franceses.