martes, 13 de octubre de 2009

Para tí.




Hace ya cerca de un año y poco más que te dejé.


Dejé esa tierra volcánica, ese aire caliente, ese olor a sal y el sol , mi sol, que me iluminaba todos los días.


Eres madre, tierra mía, porque acoges en tu seno a todo aquel que quiere llegar hasta tí.


Tu los abrazas y atraes, cuidando de que nada les falte.


Por eso hoy quisiera dedicarte esta entrada.


Unas pocas palabras a mi tierra, a mi isla, a mi hogar... aunque no sean suficientes para agradecer todo el amor que me has dado.


Lanzarote, eres la isla de los volcanes, la de las Montañas del Fuego, la de Jameos del Agua, la isla que con alegría canta y grita su folklore. Pero sin duda, tú has sido quien me ha visto nacer, y crecer, la que me ha ayudado en mis malos momentos, y ha celebrado conmigo mis alegrías.


Simplemente eres, amada mía, mi casa. Un parque en el que he podido jugar...




Hoy con tristeza no estoy a tu lado, y sin embargo te siento cercana, próxima a mi corazón.


Adonde quiera que vaya, ahí estaras, acompañandome en esta travesía que cada vez me aleja fisicamente más de tí.


Pero sin duda, el día que descanse en paz, descansaré en tu pecho para siempre y tuya seré hasta el final de los tiempos.
"Duerme Femés y en el silencio solo los ladridos de los perros, nada se ve, solo las sombras saben la verdad de las historias(..) nada florece, todo se esconde, solo lava el sol cuando amanece, duerme Femés, se para el tiempo, y el dolor te quema como el fuego..."



1 comentario:

Cora :) dijo...

Preciosa.. Y no sólo la isla, sino su profunda historia oculta, que muy pocos se interesan en saber.Ha sido protagonista de sufrimientos y a la vez propia protagonista de su magia.. y yo me enorgullesco de pertenecer a ella..de haber nacido en ella..de pertenecer de una forma ínfima a su historia. Muy bonito Laura =)